CANTINERAS DEL EJÉRCITO CHILENO

06.05.2014 14:24

CANTINERAS DEL EJÉRCITO CHILENO

La palabra " Cantinera "viene de Cantina. Tienda de comestibles, bebidas, licores y objetos en general, estas cantinas solían estar cerca de regimientos y campamentos con el objeto de ofrecer a precios módicos los productos a los soldados.

Cantinera.- Es la mujer autorizada oficialmente por el Gobierno de Chile para marchar junto a su regimiento. Ella debía vestir el uniforme y los distintivos de su batallón portando una cantina.

Para ocupar el puesto de cantinera en algún regimiento tenia que solicitar permiso al regimiento, el que aceptaba solo cierto numero de postulantes. Si su solicitud no era aceptada, la postulante debía dirigirse al Comandante del Regimiento, quien determinaba su aceptación o rechazo.

Sus labores eran de enfermera, labores domesticas, humanitarias y sanitarias, estaban también a cargo de los polvorines.

Pero ellas fueron mas que eso, muchas acompañaron a sus esposos, hijos y amores a las batallas, peleando codo a codo con los soldados de su compañía.  

  

   CANDELARIA PÉREZ

Nace el la Chimba ( Santiago ) en el año 1810 y fallece el 28 de marzo de 1870, mas conocida como la Sargento Candelaria ( Primera mujer de las fuerzas militares chilenas )

Se desempeño como empleada domestica, de una familia de Holandesa. Con sus patrones se traslado al Perú específicamente al puerto del Callao, ella contaba con 22 años, mas tarde se independizo y  abrió una cocinería que le llamo "Fonda de la Chilena ", su especialidad era el pescado frito.

Esta cantinera participo en la Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana.

Con la llegada del Ejército Unido Restaurador, a la cabeza de Manuel Baquedano, después del combate de Portada de Guías el 21 de agosto de 1838, se enrola en el Ejército de Chile, en el regimiento Carampagne a la edad de 29 años.

Como cantinera participo activamente en el combate del cerro Pan de Azúcar  en la Batalla de Yungay, el 20 de enero de 1839, donde obtuvo el grado de sargento, por su valor en las batallas.

Volviendo a Chile en el año 1840, fue recibida con honores y recibió el grado de Alférez, con una pensión vitalicia de 17 pesos mensuales, que no le alcanzaban para sus gastos.

Fallece en Santiago el día 28 de marzo de 1870 olvidada de su pueblo, solo asistieron cinco personas a su sepelio.

 

 MARÍA QUITERIA RAMÍREZ

Cantinera María Quiteria Ramírez nacida en Illapel. En el mes de octubre de 1879 se embarco para Antofagasta, siendo entrevistada por el Comandante Eleuterio Ramírez el día 14 de Octubre y aceptada como la primera cantinera del Regimiento 2º de Linea. Estuvo en la toma de Pisagua, después marcho al campamento de Dolores y posteriormente combatió las fuerzas peruanas en la batalla de Tarapaca, donde cae prisionera con algunos de sus compañeros.

Hizo a pie la travesía de Tarapaca a Arica prisionera del General Buendía, la toma de Arica por los soldados chilenos le dio la libertad, volviendo a incorporarse al Segundo de Linea.

Se embarco en Pisco para la expedición a Lima y de ahí hizo la travesía por tierra al Valle de Lurín, combatió en Chorrillos y en la sangrienta jornada de Miraflores, entrando a Lima con el ejército vencedor.

Regreso a Chile con parte del ejercito el día 14 de marzo de 1881, con su salud un poco quebrantada por las fatigas y las largas caminatas con el ejército chileno, tuvo muy enferma del hígado y con una fiebre espantosa pero pudo recuperarse.

Conoció a un minero del batallón de infantería Tamaya, del cual se enamoro y al termino de la guerra decidió irse a vivir con el a Ovalle. Falleció el 2 de noviembre de 1929.

Sus restos descansan en el mausoleo de veteranos del 79 en la ciudad de Ovalle.

 
 

IRENE MORALES INFANTE

Nació en la Chimba, Santiago el 1 de abril de 1865 y falleció en Santiago el 25 de agosto de 1890.

Hija de Ventura Morales y Marta Infante, al morir su padre se traslado junto a su madre a Valparaíso. Allí aprendió el oficio de costurera. En el año 1877, su madre la da en matrimonio a la edad de 12 años con un hombre mayor, que murió antes de cumplir un año de casados. Esta perdida, junto con la muerte de su madre, la motivo a viajar a Antofagasta, vendió su maquina de coser y saco un pasaje en tercera clase con rumbo a Antofagasta.

En Antofagasta, contrajo matrimonio con Santiago Pizarro, quien fue fusilado por asesinar a un soldado boliviano en una taberna en una riña. La viuda encontró el cadáver abandonado junto a la vía férrea y juro vengarse de alguna manera. ( No olvidemos que Antofagasta en ese tiempo era territorio boliviano).

El día 14 de febrero de 1879 , durante la Guerra del Pacifico, las tropas chilenas llegan a la ciudad de Antofagasta. Irene se intento reclutar en el ejército disfrazada de hombre, siendo descubierta y enviada como enfermera al Regimiento Tercero de Linea.

Participo con fusil en mano en el desembarco de Pisagua, en el combate de Dolores y de Tacna, Chorrillos, Arica  y Miraflores para una vez terminada la batalla, preocuparse de la atención de los enfermos.

El General Manuel Baquedano, al oír la labor de Irene Morales, la autorizo oficialmente para que vistiera el uniforme de cantinera y al mismo tiempo le otorgo el grado de sargento.

Después de la guerra retorno a Santiago, estuvo en la inauguración del monumento al roto chileno en la la Plaza Yungay, falleciendo dos años después el 25 de agosto de 1890 en el anonimato en un hospital.

Sus restos descansan en una tumba en el Cementerio General.

 

JUANA ALCAINO IBARRA

Cantinera quien por amor siguió a su marido a la guerra del pacifico vestida de hombre, para enlistarse  en el contingente del ejército chileno en el Regimiento Cívico de Talca, combatiendo en las batallas de Chorrillos y Miraflores, falleciendo olvidada e indigente en San Bernardo el 19 de junio de 1930. 

 

FILOMENA VALENZUELA GOYENECHEA

Nace en la ciudad de Copiapó en el año 1848, de familia acomodada, su esposo era el director de la banda del Batallon Atacama, al cual se incorporo como cantinera. Participo en la toma de Pisagua el día 2 de noviembre de 1879, y posteriormente en la batalla de Dolores el 19 del mismo mes. En la expedición de Moquehua, obtuvo el rango de subteniente por su arrojo en el escalamiento del cerro Los Ángeles el día 22 de marzo de 1880. Prosiguió su campaña del desierto y participa en la toma de Tacna y Miraflores en el año 1881.

Terminada la guerra reside en el puerto donde ingresa a la compañía de Teatro de Novedades aprovechando sus condiciones de cantante y recitadora. Mas tarde se radica en Cavancha (Iquique) y funda una casa de canto llamada " Glorias de Chile ".

Fallece de una aneurisma cerebral, sepultada el 29 de octubre de 1924 en el Mausoleo Sociedad Veteranos de 1879. Cementerio Nº1 de Iquique.

 

  JUANA LOPEZ

Esta cantinera nació en Valparaíso en el año de 1845 y falleció en 1904 en Santiago.

Cuando estallo la guerra contra Perú y Bolivia, Juana junto a su marido Manuel Saavedra y sus tres hijos varones se enrolo en el 2º Regimiento Movilizado Valparaíso, mientras que su esposo e hijos se ubicaron en otras unidades del ejército.

Su esposo y dos de sus hijos fallecieron en la Batalla de Dolores, y su otro hijo murió en la expedición de Lynch en la campaña contra Cáceres y sus montoneros.

Juana Lopez participo en las acciones de Antofagasta, Pisagua, San Francisco, Tacna, Chorrillos y Miraflores, entro victoriosa a Lima con el ejército vencedor y llevando en su mano una espada de un oficial enemigo.

Esta cantinera perdió a toda su familia en la guerra pero el destino le dio una sorpresa, cinco días antes de la batalla de San Juan, camino a Lima, dio a luz a un hijo.

Volvió a su país cargada de honores y medallas.

Recibió una pensión misera de 15 pesos, sus antiguos jefes y compañeros la visitaban para socorrerla  para paliar su exigua pensión, que solo le alcanzaba para pagar un arriendo de dos miseros cuartos.

Una hija llamada Ceferina Vargas, la cuido en sus enfermedades hasta la muerte, falleciendo el 26 de enero de 1904 en el Hospital San Vicente de Paúl, llevándola al cementerio General.

Nadie del ejército se izo presente en su funeral, años después en 1910 se realizó en el cementerio General un acto patriótico para reparar este olvido e ingratitud.