El rol de la mujer en la guerra: las cantineras

 El rol de la mujer en la guerra: las cantineras

 

El rol de la mujer en la guerra: las cantineras

Normalmente la historiografía militar sólo tiene espacio para los soldados, mientras que para las mujeres destacadas no hay ni un lugar. Sin embargo, lo anterior no es sinónimo de que madres y esposas no sean un elemento fundamental dentro de un conflicto bélico.
En el caso de Chile, las mujeres fueron un elemento de inspiración patriota y nacionalista cuando se entra en guerra con los vecinos países de Perú y Bolivia. Desde un comienzo se destacaron con su entusiasmo y activa participación, ya sea desde sus hogares o en el frente de batalla. Estas últimas fueron las poco conocidas cantineras, quienes acompañaron a los militares en labores “domésticas” y, en otras ocasiones, en el enfrentamiento mismo.
Quienes son las cantineras?
La cantinera es vista como un personaje pintoresco y clásico de la contienda, la cual desempeñó un desconocido, pero muy importante labor sanitaria y humanitaria. Ellas eran parte del ejército y estaban autorizadas oficialmente por el gobierno chileno para cumplir esa misión. La cantidad de ellas era variable, pero normalmente iban de una a cuatro por batallón. De preferencia eran solteras y probadas buenas costumbres.
Si bien ellas acompañaban al ejército animadas por un fuerte espíritu de servicio, también habían objetivos superiores a ello, como lo es el inmenso amor a la patria.
Si hablamos de la procedencia de éstas, normalmente se sitúan en el estrato madio-bajo y bajo. En su mayoría estaban radicadas en los centros urbanos, tales como Santiago y Valparaíso.
En tiempos pasados, cuando el ejército chileno no contaba con logística, identidad y con servicios como los actuales, el rol que desempeñaba la cantinera era fundamental. Esto significa que las cantineras tuvieron un rol de gran importancia para el ejército.
La primera mujer chilena que figura en las listas de cantineras, fue la Sargento Candelaria Pérez, quien fue una famosa heroína de la Guerra contra la Confederación Perú- Boliviana (1837). De esta manera, el mayor mérito de la Sargento Candelaria consistió en haber iniciado la tradición, así cuando se declaró la Guerra del Pacífico, fue común que las mujeres partieran al norte y se les llamara cantineras.
Es así como mujeres cómo Irene Morales( en la foto) fueron a mujeres valientes que acompañaron y ayudaron en el ejército chileno:
"Hizo derroche de coraje y terminado cada combate, se entregaba a la tarea de cantinera; abnegada y tierna, curaba a los heridos y enfermos y les servía, a veces, un rancho improvisado.Al año siguiente, el General en Jefe, Manuel Baquedano, supo de sus hazañas. La mandó llamar y la autorizó oficialmente para que vistiera el uniforme de cantinera y a la vez le otorgó el grado de Sargento".
El nombre cantinera proviene de cantina, la cual es una acepción de significación más amplia en el léxico militar que implica desde una pequeña tienda de comestibles, como la de tener siempre a disposición del soldado enfermo una alimentación especial o incluso prestar ayuda a los más diversos problemas que el soldado enfrentaba.

 

Normalmente la historiografía militar sólo tiene espacio para los soldados, mientras que para las mujeres destacadas no hay ni un lugar. Sin embargo, lo anterior no es sinónimo de que madres y esposas no sean un elemento fundamental dentro de un conflicto bélico.
En el caso de Chile, las mujeres fueron un elemento de inspiración patriota y nacionalista cuando se entra en guerra con los vecinos países de Perú y Bolivia. Desde un comienzo se destacaron con su entusiasmo y activa participación, ya sea desde sus hogares o en el frente de batalla. Estas últimas fueron las poco conocidas cantineras, quienes acompañaron a los militares en labores “domésticas” y, en otras ocasiones, en el enfrentamiento mismo.
Es así como mujeres cómo Irene Morales( en la foto) fueron a mujeres valientes que acompañaron y ayudaron en el ejército chileno:
"Hizo derroche de coraje y terminado cada combate, se entregaba a la tarea de cantinera; abnegada y tierna, curaba a los heridos y enfermos y les servía, a veces, un rancho improvisado.Al año siguiente, el General en Jefe, Manuel Baquedano, supo de sus hazañas. La mandó llamar y la autorizó oficialmente para que vistiera el uniforme de cantinera y a la vez le otorgó el grado de Sargento".
El nombre cantinera proviene de cantina, la cual es una acepción de significación más amplia en el léxico militar que implica desde una pequeña tienda de comestibles, como la de tener siempre a disposición del soldado enfermo una alimentación especial o incluso prestar ayuda a los más diversos problemas que el soldado enfrentaba.
 

http://veteranosdel79.blogspot.com