Cirujano 1º Pedro Segundo Videla Órdenes

Cirujano 1º Pedro Segundo Videla Órdenes

 

Nació en el pueblo de Andacollo el dí­a 14 de agosto de 1854, siendo sus padres Don Pedro Videla y Doña Pastoriza Órdenes. 
 
Realizó sus estudios hasta 1871 en la ciudad de La Serena, cuando se dirige a Santiago para rendir sus exámenes para titularse de bachiller en filosofí­a y humanidades en la Universidad de Chile e ingresando inmediatamente a la Escuela de Medicina. Mientras estudiaba, desempeñó el cargo de Inspector del Instituto Nacional.
 
En marzo de 1879 finalizó con éxito sus estudios y obtuvo el tí­tulo de Licenciado en Medicina. Nueve dí­as antes de recibir el tí­tulo de Médico Cirujano, el 05 de abril de 1879, estalló la Guerra del Pací­fico, postergando su nombramiento para enrolarse en la Armada para cubrir dotación en algún buque. 
 
Se le destina como Cirujano Primero en la goleta "Virgen de Covadonga", para servir a las órdenes del Capitán de Fragata Arturo Prat Chacón.
 
El 16 de mayo de 1879 el Comandante Prat fue destinado a la Corbeta "Esmeralda" y el Capitán de Corbeta Carlos Condell de la Haza asumió el mando de la "Covadonga". 
 
Ambas naves serí­an las encargadas del bloqueo de Iquique. En esta nave tuvo la ocasión de darse cuenta del incipiente servicio médico que existí­a en la Marina, disponiendo de muy pocos medios para su tarea profesional.
 
El 21 de mayo de 1879, durante el Combate Naval de Iquique, Pedro Videla es encontraba en la cubierta viendo el acercamiento de los buques enemigos. 
 
A las 09.00 de la mañana bajó al entrepuente donde estaba instalada la enfermerí­a de combate y mientras descendí­a, un proyectí­l de cañón del monitor "Huáscar", atravesó la goleta de banda a banda, llevándose los pies del Cirujano Videla y ocasionándole una hemorragia tal, que al cabo de diez horas le costarí­a la vida. 
 
De la enfermerí­a fue llevado al camarote sin poder ser atendido con solicitud a falta de otro profesional, intentando el mismo dar instrucciones para tratar de detener la hemorragia, pero todo fue inútil.
 
Su cadáver fue desembarcado en la ciudad de Tocopilla y enterrado en el Cementerio de La Serena. El año 1920 sus cenizas fueron trasladadas desde este lugar, al Monumento a los Héroes de Iquiquedescansasn los restos de los combatientes de ese homérico combate.