Teniente 2do. Francisco Sánchez Alvaradejo

Teniente 2do. Francisco Sánchez Alvaradejo

 Ya se ha escrito mucho sobre aquel glorioso episodio y existen varios hilos al respecto. Sin embargo, en este existe en esta gesta inmortal un héroe Chileno olvidado, un personaje cuyo apellido no retiene el común de la población Chilena, que no aparece en los textos escolares, un oficial que no resuena junto a Prat, Condell, Uribe, Riquelme Serrano o Aldea y que lucho tan valientemente como estos, desde una posición clave para haber sostenido el combate esa mañana del 21 de mayo de 1879, contra el poderoso monitor blindado “Huascar”. Se trata del Chilote Teniente 2do. Francisco Sánchez Alvaradejo, nacido en Ancud, en el norte de la Isla Grande de Chiloé, el 04 de octubre de 1851 y falleció el 09 de marzo 1907, con el grado de Contralmirante. 

 

La pagina web de la Armada de Chile explica, brevemente, la carrera naval de Francisco Sánchez y como es incluso omitido por cronista de la época > 

 

“En 1862 ingresa a la Escuela Naval, un año después del egreso de Arturo Prat Chacón. 

Como Aspirante de Marina interviene a bordo de la goleta "Covadonga" bajo las órdenes del Comandante Manuel Thomson Porto Mariño, en el Combate Naval de Abtao, lo que le valió una condecoración del gobierno de Bolivia. 

Participa también como miembro de la tripulación del vapor "Ancud" en la pacificación de la Araucanía, bajo las órdenes del Coronel Cornelio Saavedra. 

Después de varios viajes de instrucción por el litoral nacional fue nombrado Guardiamarina examinado el 29 de julio de 1867, luego de una experiencia de navegación, de levantamientos hidrográficos y maniobras marineras. 

En 1870, transbordado a la corbeta "O'Higgins" , al mando del Capitán de Fragata José Anacleto Goñi Prieto, participa en un viaje de instrucción de cadetes de la Escuela Naval y aprendices de Grumetes a la Isla de Pascua, siendo la primera vez que recalaba oficialmente un buque chileno. Durante su permanencia se efctuaron levantamientos hidrográficos y estudios geológicos e históricos. 

En 1875, fue llamado a calificar servicios por razones que se desconocen, aunque se supone que la causa hay que buscarla, tal vez, en razones políticas. En su hoja de servicios no se da explicación alguna. 

Hacia 1879, y ya con el grado de Teniente 2o. graduado, es transbordado a la corbeta "Esmeralda" , que al mando del Capitán de Fragata graduado Arturo Prat Chacón y junto a la goleta "Covadonga", al mando del Capitán de Corbeta Carlos Condell de la Haza, se encuentran en el bloqueo de Iquique. 

Ya sabemos lo que ocurrió ese 21 de mayo de 1879 en el Combate Naval de Iquique. En las relaciones posteriores al combate hay cronistas que ni siquiera lo mencionan entre los oficiales de la "Esmeralda", en circunstancias que se hallaba a bordo como oficial instructor de artillería y encargado especialmente de la batería de estribor, que se batió con las baterías de tierra instaladas por el General peruano, Juan Buendía. 

Luchó con ardor, igual que todos y fue rescatado del agua después del hundimiento de la corbeta y tomado prisionero al igual que el resto de los sobrevivientes de la epopeya. 

Fue canjeado posteriormente por un tripulante de guarnición del monitor "Huáscar" , regresando a nuestro país con el grado de Capitán de Corbeta efectivo, grado concedido el 16 de julio de 1879. 

Hacia 1881, que marca el final virtual de la guerra naval, el Capitán Sánchez, se halla a bordo de la corbeta "Chacabuco" , que después de tomar parte en el ataque a los fuertes de la plaza de El Callao, presencia la caída de ella, después de las victorias chilenas de Chorrillos y Miraflores. 

Durante la Guerra Civil de 1891 se encontraba en EE.UU., como Agregado Naval de Chile a la legación de nuestro país, no participando en la contienda. 

Separado temporalmente del servicio, su carrera naval continúa finalizada la Guerra Civil de 1891 , ya sea ejerciendo el mando de unidades a flote como reparticiones terrestres, hasta que el 25 de octubre de 1904, ya con el grado de Contraalmirante, se le expidió cédula de retiro absoluto de la Armada, luego de 39 años de servicios. 

Murió de peritonitis el 9 de marzo de 1907 y enterrado en el Cementerio General de Santiago, el 11 de marzo de 1907. 

El 10 de octubre de 1985, sus restos fueron trasladados al Monumento a los Héroes de Iquique, en la Plaza Sotomayor de Valparaíso, en una solemne ceremonia”

 

Ahora bien, al parecer, aunque no lo dice el texto de la armada, Francisco Sánchez, aun en el extranjero, hombre de honor, fiel al estado de derecho imperante y al gobierno constitucional del presidente Balmaceda, no era de la simpatía de los vencedores de las fuerzas congresistas opositoras a Balmaceda, en la Guerra Civil Chilena de 1891, lo que contribuyo a que fuera olvidado y recién en 1985, como si lo indica la armada, fueron sus restos depositados junto al resto de los héroes.

 

Durante el Combate Naval de Iquique, con el grado de Teniente 2do. y 27 años, era el tercero en la línea de mando, luego de Prat y Uribe, quedando de segundo luego de la heroica muerte de Prat en la cubierta del “Huascar”. Estaba a cargo de la artillería de la “Esmeralda”, teniendo bajo sus órdenes inmediatas, por ejemplo, a los recordados héroes Ignacio Serrano y a Ernesto Riquelme. En combate mismo se sitúo al estribor del buque, enfrentando el ataque con cañones desde la playa del Colorado del General Peruano Buendía, recibiendo un enorme castigo que obligo a mover más al norte a la corbeta. Estaba cerca cuando uno a uno fueron cayendo los cornetas, casi niños, que tocaban ataque y abordaje al “Huascar”. Existen versiones que señalan que, dentro de la maniobra de abordaje del Teniente Serrano, que se realizo en la proa del buque, durante el segundo espolonazo del “Huascar”, con ya Prat muerto, Sánchez, desde trato de efectuar con los hombres a su cargo la maniobra de unir a los buques con un cable, para facilitar el abordaje masivo al enemigo, pero la fuerza del “Huascar” hizo que el cable se cortara. Hacia el final del combate Sánchez, quien inmutablemente continuaba a cargo de la artillera y ordenando disparar contra “Huascar”, fue el que ordena al Guardiamarina Riquelme que hiciera el último disparo, cuando la corbeta estaba totalmente inundada. Luego, vino el tercer espolonazo del “Huascar” y la “Esmeralda” se fue a pique con la bandera Chilena al tope.

Estimados foreros, disculpen si fui un poco extenso, pero este un pequeño homenaje a un héroe chilote que, como tanto otros y por distintas razones, ha sido olvidado. 

 

¡Gloria a los Héroes de Iquique! ¡Gloria al Chilote Francisco Sánchez!